La electricidad de baja frecuencia puede estimular el músculo hasta conseguir un efecto thrill o de contracción que llega a descomponer una gran cantidad de células grasas.

Las almohadillas eléctricas colocadas en los puntos exactos pueden ajustar la función del organismo interno acelerando el metabolismo e impidiendo la formación de nuevas células grasas.

Los rayos infrarrojos penetran directamente en la estructura celular.

La grasa liberada genera una gran cantidad de energía térmica, acelerando la circulación de la sangre y los ganglios linfáticos, acelerando el metabolismo mediante una reacción bioquímica que consume AIP y provoca el catabolismo de las células grasas lo que propicia también la disminución de la grasa.

Las bolsas de aire que se inflan y desinflan regularmente con continuos cambios de presión para disociar y destruir las células de grasa.

Uno de los equipos más vendidos en el sector estético.

 Realiza tratamientos de drenaje linfático, termoterapia y electro estimulación.